5°ENCUENTRO BOSQUE DE CEBRIAN 9-MAR-2013

El otro día mi amiga MEugenia me dijo: por qué no haces una crónica del Bosque?. Y aunque siempre quiero hacerlo, me da un no sé qué porque esto de escribir no es lo mío. Si lo fuera me hubiera hecho millonario y os miraría por encima del hombro y los fans se harían fotos conmigo. !!!!No, es broma¡¡¡¡.
Va, voy hacer una. Es lo que yo viví. Espero no aburrir.

Esto arranca unos meses atrás reservando el "finde" en el trabajo puesto que tengo la suerte, dados los tiempos que corren, de trabajar los festivos.
Y llega el día de salida. El viernes a la carretera con ganas, puesto que en las últimas semanas ya has ido quedando con los amigos del FB y esperas verlos. De mi casa en Murcia hasta Riba de Saelices hay 530 km más o menos.
Este año el pronóstico del tiempo es revuelto, como todos los años (¿os acordáis del año de la ciclogenesis explosiva?) pero siempre confiamos en que "alguien" nos eche una mano. Y allá vamos, carretera y manta.

  Salgo de Murcia con 26° C, un sol brillante y el AA del coche encendido y pasado Albacete nos cayó el diluvio universal, madre mía que manera de llover. Así que con mucho tiento y cuidado hasta el destino.
Este año había quedado con Charo Gwendal en reservar habitaciones en el mismo hotel de todos los años donde ellas, Charo y Eva, montan su "cuartel general". Además estaban Patxi Y Javier.
 Aquí hay que hacer un alto. Por Charo y Eva. Realmente ellas se encargan de todo, su trabajo y dedicación para que la jornada del Bosque salga perfecta es encomiable.
Sigamos.

Y llegamos al sábado. Amaneció mal, lloviendo. Por el FB el personal iba dando señales de vida y todos colgaban el mismo mensaje: en camino. También mostraban su preocupación por el mal día que se vislumbraba, pero el Bosque es el Bosque y a un rosaventero no lo detiene una llovizna, bueno, digamos que era unos escalones más consistente.
La cita era a las 11 en el local que tan amablemente cede el Ayuntamiento. Un rato antes Eva y Charo, junto con Agustín, han preparado el café y bollos para dar la bienvenida a los rosaventeros que van apareciendo. A todo esto el día se iba aclarando y un tímido sol se abría paso. Ya dije antes, "alguien" se ocupó y echo una mano.
 El local poco a poco bulle de los saludos entre los amigos rosaventeros y las primeras fotos se tiran para no olvidar esos momentos. Una anécdota: apenas éramos una decena cuando veo llegar a un hombre por la cuesta que sube a la plaza del pueblo: coño, Luis, no te conocía. Era Luis Silva, ganador de II premio literario Juan A Cebrián, a quien tuve el honor de conocer en la entrega del premio en Crevillente el octubre pasado. Una sorpresa muy agradable.
Y por fin llegan Silvia y Jesús. Ambos son el "alma mater" del Bosque y su presencia es saludada por todos. Otro que es muy saludado por todos los rosaventeros fue Carlos Canales. Más tarde llegó Martín Expósito y su familia, también fue saludado por todos.
Comienza el acto. Silvia y Jesús dan cuenta de los proyectos que esta realizando la ACJAC, sobre todo de la construcción del centro cultural que se esta levantando en Crevillente y que llevará el nombre de Juan A Cebrián. Y es que me ha tocado la lotería porque apenas media hora me separa de mi casa y hay grandes proyectos para el centro cultural. También se entrega al alcalde de Riba de Saelices del pin exclusivo de LRV. Se lo merece.
     Tras esto comenzaron varias actuaciones de teatro donde participa el amigo Patxi y que fueron muy bien recibidas por todos. Otra actuación que sin duda fue muy celebrada corrió a cargo del mentalista Guillermo Díaz. Nos dejó a todos boquiabiertos y aunque es todo truco, la leche, te adivina el pensamiento.
Una vez terminaron los actos en el salón y visto el estado cambiante del tiempo (seguía sin llover, pero …) la "dirección" tuvo a bien decidir organizar la comida en el propio salón en vez de en el merendero del Bosque. Aquello fue un visto y no visto. Tardo más en contarlo que en vivirlo, se juntaron varias mesas y allí apareció de todo. La estrella es la ya clásica caldereta que causa furor entre los rosaventeros y estaba para "mojar pan y repetir", cosa que hice en un par de ocasiones para verificar que los amigos rosaventeros saborearan adecuadamente la caldereta. La cantidad de viandas que por allí corrieron fue de todo tipo y condición culinaria. Y entre estas corrieron también buenas bebidas, como la cerveza de Carlos Canales, Amarrillos Viejos es el nombre de la marca, unas botellas de vino que trajo Luis Silva que entraba muy bien, y para rematar una crema de orujo que ofreció la amiga Lilith que estaba francamente bueno. Ni que decir tiene que las tertulias que se montaron denota que había un ambiente estupendo y todos lo estábamos disfrutando. Servidor, que es un culo inquieto, saltaba de grupo en grupo. Son muchos amigos los que repiten y como bien señaló Silvia: el que va una vez, repite.
 Y tras la comida la gente se repartió entre una excursión a la zona del merendero del Bosque y alrededores, que me perdí por despistado. Y los demás se fueron al bar a echar las partidas de futbolín.
Nuevo alto en esta crónica. Hay una pareja formada por Jesús Callejo y Carlos Canales que aparte de deleitarnos con su sapiencia en muchos temas, son además unos muy buenos jugadores de futbolín. Pero no creáis que los demás son simples comparsas, hay unos enfrentamientos muy encarnizados y perder una partida es cuestión de orgullo personal.
El bar del pueblo también ocupó un lugar excelente para nuevas charlas en torno a un café, y ya de vuelta los valientes excursionistas, volvieron a formarse nuevos y animados grupos.
Como he dicho antes no fui a la excursión, pero no hay mal que por bien no venga. Me hice una fantástica foto con Iván Figuerias y Luis Silva, los dos ganadores de la primera y segunda edición del premio Juan A Cebrián. Otra excelente foto que me hice fue con Salvador Larroca, dibujante de cómics entre los que se cuentan los personajes de Spiderman y los X-Men, casi na’ al aparato.
El día va tocando a fin. Poco a poco la gente se va despidiendo con promesas de volver. Volverán, seguro.
De vuelta al hotel con Charo, Eva, Patxi y Javier. Además contábamos con la compañía de José Mari y Dori junto con sus pequeñas, de Córdoba. La cena transcurrió entre lo vivido apenas unas horas antes, cotilleos varios, el hambre sin límites de Javier y la crítica, por supuesto despiadada, jajaja, a la representación teatral de Patxi. Hicimos tiempo hasta la hora que empezaba LRV, amenizando la espera con historias de miedo contadas por Charo y mi mujer. Y hete aquí que un mito se derrumbó delante de mi cara: Javier tapad la cara y oídos (y parafraseando a Homer Simpsom) dijo aquello de: si no lo oigo no existe, jajajajaja.
Arrancó el programa y Silvia comentó la jornada del encuentro en el Bosque, y como no podía ser menos agradeció a Charo, Eva y Agustín su trabajo.
Bien, esto esta acabando. No hay mucho más que contar. Al día siguiente, domingo, nos despedimos, sabedores que cuentas con buenas personas como amigos y eso es muy agradable.

 Pero no quiero terminar sin hablar de por qué me hago 1.000 km y me gasto un dinero en ir a un pueblo donde el viento da la vuelta y vuelve a soplar. Por el maestro Cebrián.
Un día fue llamado a otro lugar a radiar su programa. El destino es así, somos mortales, débiles de cuerpo. Pero nuestra alma, nuestra esencia, es muy grande y buena cuenta de ello es el espíritu de Juan A Cebrián. Cuando el destino quiso cumplir su inexorable voluntad y lo confirme a través de los foros de la red, algo me sobrepasó. Fíjate, yo no conocía a este hombre pero lo sentí, y mucho, porque sentía sus valores humanos, transmitía algo que te llegaba. Y que menos que rendir un homenaje a quien tanto nos dio. Por eso y por todo lo anterior espero volver el año que viene.
Y ya está. Algo me dejó porque hay para contar mucho y bueno, pero no quiero ser        pesado. Saludos rosaventeros y el año que viene nos vemos de nuevo.

Pd: no he nombrado a todos los amigos rosaventeros con los que viví la jornada porque seguro me dejo alguno y no estaría bien.

Alcantarilla, 29 de marzo de 2013.

2 comentarios en “5°ENCUENTRO BOSQUE DE CEBRIAN 9-MAR-2013

  1. Joaquín, sabes que este año es el único que he faltado, y leyendo tu crónica es como si hubiera estado allí. Lo has contado en primera persona, con lo cual haces que todo resulte más cercano, con un genial sentido del humor, y acordándote de las personas y detalles del día.
    Las fotos que has elegido para acompañar la entrada son estupendas, y la parte final en que explicas por qué te pateas más de 500 kms cada año, muy emotiva.
    Gracias por el esfuerzo que has hecho en escribir esta crónica, eres una persona entusiasta y volcada en ayudar, un rosaventero de pro.
    Un abrazo. Fuerza y Honor.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s